¿Son una estafa las tarjetas revolving?

Contenidos

Si midiésemos porcentualmente las respuestas tanto en juzgados, la calle y en redes sociales, la respuesta a la pregunta ¿Son una estafa las tarjetas revolving?, sería mayoritariamente un sí.

Porque a las mismas se les ha manejado de manera tal que resultan seductoras y subyugadoras de sus usuarios, quienes para liberarse del yugo deben abocarse a una Demanda Tarjeta Revolving o simplemente no solicitarlas.

¿Nuestro análisis?, sí las mismas se utilizaren tal cual a una tarjeta de crédito convencional, les funcionaría. O sí han de endeudarse, ha de ser en un solo bien o servicio específico y no alargar la dilación del pago a más de mes y medio o dos meses, según sus posibilidades.

De resto, puede decirse que son una estafa las tarjetas revolving, como vamos a sustentar.

¿Son una estafa las tarjetas revolving?

Lo son para el conglomerado e incluso los juzgados, principalmente por el cobro de los intereses abusivos a particulares; por una publicidad engañosa que denota total falta de transparencia; por incluso realizar contratos enrevesados y que mueven a su voluntad en el tránsito del uso de la tarjeta y por el acoso para el cobro de los mismos.

Incluso el acoso y la publicidad engañosa se amalgaman de manera sediciosa, esto nos hace asegurar que son una estafa las tarjetas revolving, ya que las instituciones invitan y aseguran a los usuarios que seguir con el mismo crédito y sólo pagar una fracción es ventajoso para ellos.

Pero la verdad es que sí esto se hace así, se transforma en una pirámide de deuda natural e intereses compuestos que transforman en un adeudo permanente y creciente, incluso cuando se ha dejado de usar a dicho plástico.

Son una estafa las tarjetas revolving

¿Por qué son una estafa las tarjetas revolving?

Estas son algunas de las razones recurrentes y que han servido de antecedente en los juicios de reclamo por los abogados especializados, permitiendo así sustentar y convencer a los jueces a favor de los demandantes.

  • Su sistema de devolución en cuotas con bajo importe que aumentan exponencialmente al paso de los días y la suma de los altísimos intereses.
  • Dichos intereses han sido declarados como ilegales por parte de distintos jueces, pero las instituciones financieras han buscado vacíos legales y pretextos acomodaticios para seducir a los usuarios a apegarse al sistema, aduciendo falsamente que no están en riesgo alguno.
  • El interés va entre el 20 al 26%, lo que es una forma de usura (para los entendidos, es la muestra más fehaciente de que son una estafa las tarjetas revolving).
  • Cuando el titular de la tarjeta es invitado a realizar el pago de forma aplazada, es cuando se detecta que son una estafa las tarjetas revolving ya que los intereses ajustados al monto adeudado son absolutamente desproporcionados en la mayoría de los casos.
  • El pago porcentual mensual puede resultar tentador, pero sí la línea de crédito se mantiene igual, se suma lo que se haya comprado en ese mes. Y sí se vuelve a pagar el mismo porcentaje, la deuda de ambos meses se duplica y el pago porcentual es menos, aunque la deuda es mucho más. Y de persistir en esa actitud, la deuda real se va a doblar en sí misma, siendo imposible decir que se amortiguó, ya que los intereses se están equiparando a la deuda real.

Por lo tanto, sí cree que este instrumento financiero le permitirá costear sus gastos mensuales y mantenerle con los gastos controlados, se equivoca rotundamente, pues son una estafa las tarjetas revolving ya que les falta transparencia, quienes les manejan demuestran abusos en los que usted llega a percibirse como el culpable absoluto.

Sólo si le utiliza como a una TDC normal y se hace responsable al 100% de sus finanzas, podrá utilizarlas correctamente, aunque esto vaya en detrimento de las oscuras intenciones de las instituciones bancarias.